9.25.2012

Manuel González de la Aleja Barberán





Manuel González de la Aleja Barberán
LIBROS EN CASTELLANO:

FICCIÓN Y NUEVO PERIODISMO EN LA LITERATURA DE TRUMAN CAPOTE
Ediciones Universidad de Salamanca 1990

EL NUEVO PERIODISMO NORTEAMERICANO: DE LA FICCIÓN A LA CREACIÓN
Ediciones de la Diputación de Albacete 1990

RAYMOND CHANDLER, EL SIMPLE ARTE DE MATAR
Universidad de León 1996

EN LOS UMBRALES DEL TERROR
Madrid 2004 En colaboración con María García Lozano

LOS BRIGADISTAS DE HABLA INGLESA Y LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA
Editorial Ambos Mundos Salamanca 2006 En colaboración con Antonio R Celada y Daniel Pastor García

LOS ECOS DE LA BATALLA. UN BRITANICO EN LA CARRETERA DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA
Amarú Ediciones 2012

9.24.2012

Mar Carrión

EN OCTUBRE DE 2012
Trampas de seda




Mar Carrión autora de novelas románticas

 

9.22.2012

Alberto López Aroca: ·Estudio en esmeralda

Ros de Palma advierte al autor del libro que tendrá que vérselas con ella

9.20.2012

Antonio Galdón

Su novela "El Cambio" en la CASA DEL LIBRO (Madrid)

  • 24.0x17.0cm.
  • Nº de páginas: 104 págs.
  • Editorial: OPERA PRIMA. SISTEMA EDITORIAL
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788489460324
  • Año edicón: 1996
  • Antonio Galdón saludando a Francisco González Bermudez
  • Madrid

Vicente Cervera


Vicente Cervera


Vicente Cervera (Albacete, 1961) es catedrático de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Murcia, donde se doctoró con una tesis sobre la poesía de Jorge Luis Borges. Ha publicado, además de varios ensayos, los siguientes libros de poesía: De aurigas inmortales (1993), La partitura (2001), El alma oblicua (2003) y Escalada y otros poemas (2010).

9.18.2012

Manuel González de la Aleja

Muchas veces coincidí con Manuel González de la Aleja, en opiniones o paseando. Sus libros andan aún por ahí.

 Andamio 1964

El paso de la traición 1977

Adiós, Lily Marlén 1988

El crimen de la bodega 1991

y

Cuentos de la mala muerte de 1986 con ilustraciones de su hermano Ángel.
Manuel González de la Aleja

Enrique González de la Aleja Barberán

 De la muerte de Dios a la apoteosis de la Vida. La literatura alemana después de Nietzsche

 
Enrique González de la Aleja Barberán  


Nació en Albacete el 18 de agosto de 1967. Cursó estudios de doctorado entre 1989 y 1991 en la recién reunificada República Federal Alemana (Trier y Jena). Se doctoró en Filosofía en la Universidad de Murcia en 1997, con una tesis sobre Nietzsche y la literatura alemana. De aquella investigación han surgido sus dos primeras obras: La recepción de Nietzsche en la literatura alemana (Diputación de Albacete, 2000) y este mismo ensayo. Entre 1998 y 2000 ha sido alumno de la Scuola Internazionale di Alti Studi Scienze della Cultura en Módena (Italia) donde ha continuado investigando sobre la literatura alemana de vanguardia. Actualmente colabora con varias revistas de arte y cultura, habiendo ampliado sus análisis a otros espacios artísticos. El interés fundamental que ha movido al autor ha sido responder a la pregunta: ¿Qué sucedió en aquellos primeros años del siglo XX cuando se constató la inexorable muerte de Dios? 

(Datos recogidos de www.liberlibro.com)

9.06.2012

Greetsiel, Alemania, por Martín Gimenez Vecina



Retozando por esos mundos de Europa entre latitudes inesperadas, asoman a nuestra vista paisajes, lugares y poblaciones que llenan de asombro, que subliman el espíritu como las antologías infantiles de los cuentos de hadas. Singulares trazos de belleza y de candor, de historia sencilla y bordada por el tiempo, de aromas impertérritos de una gran racha de perfumes de otrora. Canción del alba, entre las brisas del mar del Norte, donde las nubes son almohadas de ilusiones para dormir la belleza.
Allí te sientes como un juglar del siglo XVI, entre la paz y el eco de las sombras. Conjugas inconscientemente el ayer con el presente, entre pasos de silencios y horas sin frontera; te sumerges en la quietud de su puerto, -entre los barcos de pescadores que navegan con su historia-, y en el olor salobre de sus aguas. Oyendo el coro de marineros que canta deliciosamente, buscas sin buscarlo el cielo del ayer, aquel de siglos atrás, de esas épocas de pasos perdidos donde los cantos de los marineros aunaban las fuerzas para alcanzar la redada obtenida; penetras en las sombras de sus árboles centenarios, intentando encontrar en sus hojas estampas e imágenes del entonces; caminas por sus calles, queriendo encontrar en un bello recodo a aquel secular viejo marino que surcó los mares y luchó contra los elementos desatados, para que nos narre alguna de sus fantásticas vivencias en el mar.
¡Que bello exponente de historia! Cuesta trabajo tener que abandonar tanta sencilla belleza, tanta conjugada expresión de los tiempos, tantas luces del entonces y los brillos y matices que dejaron impresas en las horas. ¡Adiós Greetsiel!; con señuelo de intencio
Greetsiel