6.14.2011

PALABREJAS DE LA TIERRA

Por Martín Giménez Vecina.

Quizá sea una de las cuestiones de nuestro tiempo: la gramática. El estudio de la misma siempre fue un punto crítico, trascendental, respecto a la ortodoxia del lenguaje, un elemento de enseñanza y posterior conocimiento, que era importantísimo a la hora de un sinfín de cuestiones para situarse en los más variados empleos. Y dentro de la misma, el vocabulario. Ese precioso cofre donde se guarda la inmensa riqueza y fortuna del lenguaje.
Siempre que he leído, he tenido junto a mí un buen diccionario de la Lengua Española. Y si alguna vez, por circunstancias imprevisibles no lo he tenido, todo aquel vocablo que no lo conocía en profundidad lo anotaba para posterior investigación del mismo y comprensión. Obvio es decir que, esos vocablos que pertenecen a la etnia de nuestras regiones, de nuestros pueblos, de nuestra ancestral cultura, han constituido siempre plato apetecido. Y con el permiso de vosotros, quiero ir analizando, -de vez en cuando-, esa “palabrejas” que tanto llenan el macuto del conocimiento de la lengua materna.
Por ello, ahí va la primera tanda:

            zaramingo-, se aplica en la zona de la sierra a esos muchachos presumidos
que suelen estar en la “edad del pavo”. En femenino casi no se usa.

ñaco-, chiquillo entrometido y molesto. Tiene otra acepción ñaclo, que se aplica al hombre poco serio en su trato con los demás.

garrovica-, propina, cantidad que se regala o se pone de añadido al comprar algo.

entanganillarse-, levantarse con dificultad de la cama, por haber perdido fuerzas, en la convalecencia de una enfermedad.

farustear-, malgastar los bienes propios o ajenos a favor de uno, derrochar el dinero en vicios o en lujos excesivos, sin razón alguna.

lavativazo-, un buen trago de vino de la bota, apretando ésta con la mano.

lletear-, nacer los cereales sembrados, brotar las lletas(tallo recién nacido de la semilla: “las primeras lletas del trigo”.

pirriaque-, aguardiente de la destilación del fruto del romero, en la pedanía de Sege, en Yeste(Albacete).
Espero que guste la idea. Seguiremos.

***************
12-06-2011

6.13.2011

Acerca de la escritura y otras artes

Recuerdo que hablando con un político de tres al cuarto, muchos años ha, le dije que debería tratarse a los escritores como se trata a los corderos, por ejemplo, que los poderes públicos procuran ayudar a su producción y a su exportación. Solamente unos bobos pondrían dinero para la producción de corderos en cualquier otro sitio y su traída aquí. También le dije que aquí estamos los que estamos y que la promoción debería ser proporcional a la producción, claro.

6.12.2011

Una hoja poética: Año Uno

Y no es precisamente el tocho que se ve aquí.

6.08.2011

Rodrigo Rubio, en memoria

IV Jueves de Alcandora

IV JUEVES DE ALCANDORA

Seguimos celebrando estos Jueves Literarios de Alcandora que, hasta el momento actual, han sido pródigos en asistentes y sobre todo, en el mayor conocimiento de la obra literaria de cada uno de los que han ocupado la tribuna hasta ahora.
Hoy, tenemos con nosotros a Mercurio García Iris, el más joven de nuestro grupo, que nos va a mostrar parte de su obra. Cargado siempre con ese macuto de hacer y cooperar, que le caracteriza, vamos a dar un panorama sobre su persona y su personalidad literaria.
Nace el 8 de febrero de 1984 en Albacete. Hijo de Pedro y de Remedios, estudia en el I.E.S. “Andrés de Vandelvira” el Bachillerato de Ciencias Sociales. Durante su adolescencia empieza a escribir varios relatos, destacando de aquel entonces “Los Tres Regalos de Sara” y varios artículos de Filosofía.
Su verdadero nombre es
Pedro Vicente Rodríguez Moreno, nombre que no usa porque prefiere elegir quien es, de tal suerte que Mercurio García Iris es el papel que escoge desempeñar en su vida literaria. Empezó a usar este alias en la obra de teatro "En la ardiente oscuridad" de Antonio Buero Vallejo, que interpretó en un taller extraescolar en el I.E.S. Leonardo da Vinci, donde cursó F.P.II de Administración y Finanzas. El papel que desempeñó en dicha obra fue el del inconformista Ignacio.
Una vez acabados sus estudios de administrativo, trabajó durante dos años entre concesionarios de coches y una empresa de informática, haciéndolo más tarde en Telefónica como operador de mantenimiento de fotocopiadoras. Hasta el momento presente trabaja para
“Visión Seis Televisión” y el diario “El Pueblo de Albacete”.
Su currículo literario se resume fundamentalmente en dos poemarios, y las colaboraciones en la hoja poética “Año Uno”, recital de “Alcandora en la Casa Saramago”, y en el reciente “Homenaje a Francisco González Bermúdez”.
Oigámosle en toda su amplitud para comentar después toda la obra que nos presenta.
***************
M.G.V.- 27-XI-2010

6.02.2011

Escritores, Albacete. Una puntualización

Somos escritores de Albacete aquellos que aquí vivimos (tanto nacidos como venidos) y también aquellos que nacidos aquí han emigrado y se acuerdan de su lugar de origen. Este es el criterio de la bitácora, lector.